Consejos para proteger a tu corazón del estrés

Para tus habituales problemas de corazón el remedio fundamental es mantenerlo sano y seguro. Hoy te damos algunos consejos para esos días que te notas tu corazón más presionado de la cuenta y no te agobies en tu día a día.

Servimedico014

Tenemos que tener que cuenta que el estrés es algo muy característico hoy en día y que afecta muy negativamente en nuestra salud. Hace bajar nuestras defensas y suben las opciones de desarrollar diabetes o algunos problemas digestivos. Es por ello que, si ya tienes algún problema cardíaco, como colesterol o hipertensión.

Para poder conseguirlo, tenemos muchas opciones para la relajación, dependiendo de cada persona elegirá un tipo de acción u otra. Desde Servimédico te dejamos hoy una serie de consejos para ayudar a relajarte y olvides esos pequeños problemas con tu corazón:

1.  Ejercicio físico. Se trata de algo fundamental para combatir el estrés. Se trata de un buen liberador de tensión y energía y destensa músculos reduciendo el número de hormonas del estrés. Se recomienda 30 minutos diarios de actividad moderada, es decir, desde una caminata a montar en bici o incluso carrera continua.

2.  Técnicas de relajación y meditación: Prácticas como el yoga o el Tai Chí ayudan y mucho a la liberación de tensión de músculos, la respiración y el descanso de la mente.

3.  Masajes. Para ayudarte a la relajación y liberación de tensión y poder así reducir tu estrés es buena idea el mundo de los masajes, ya sean terapéuticos o relajantes.

4.  Sueño. Dormir es fundamental para mantenerte siempre en buen estado de ánimo. La falta de sueño hace que el nivel de estrés aumente.

5.  Despejarte. En los ratos libres que tengas, intenta mantener un poco de vida social. Visita a familiares y/o amigos. Así conseguiremos distraer tu atención de problemas diarios de trabajo y por consiguiente de estrés.

6.  Fuera nervios. Debes intentar quitar a esas personas durante un tiempo si solo consiguen elevar tu nivel de nerviosismo o estrés. Evita disputas o situaciones de tensión.

7.  Especialistas. Si has probado muchas opciones y no encuentras resultado quizá deberás acudir a profesionales que te aconsejen de forma más profesional y adecuada a tus problemas.

Para terminar y como último consejo te decimos que la risa es clave. No dejes nunca de reir. Mueve muchos músculos de tu cara pero no sólo eso, también libera endorfinas, responsables del bienestar y la felicidad y estimula de esta forma el corazón o los pulmones entre otros.

La importancia de la lactancia en los bebés

Desde nuestra guardería en Málaga os contamos algunos motivos, así como una serie de consejos y recomendaciones, por los cuales no es aconsejable abandonar la lactancia de su bebé cuando vuelve a trabajar tras su baja maternal.

Muchas mamás acaban con el periodo de lactancia en el momento que vuelven a su rutina laboral tras su baja de maternidad, cuyo tiempo varía según el país. En España, por ejemplo, dicho periodo dura 4 meses. Algunos de los motivos por los cuales no es recomendable acabar con la lactancia cuando acaba su periodo de baja son: Continue reading

¿Realmente tienes intolerancia a la lactosa?

Milk and eggsCuando al tomar un trozo de queso o al beber un vaso de leche sientes molestias en tu estómago, no significa que tengas que ser intolerante a la lactosa. Deberías de informarte mejor sobre la intolerancia a la lactosa antes de auto diagnosticarte y eliminar los alimentos lácteos de tu dieta, ya que podría no resultar la mejor solución.

La intolerancia a la lactosa quiere decir que tenemos la carencia de una enzima llamada lactasa, la cual nos ayuda a digerir la lactosa con facilidad, también es conocida como el azúcar de la leche.

Habitualmente ya nacemos con una cierta cantidad de lactasa que necesitamos para alimentarnos de la leche materna. Sin embargo, con el tiempo vamos perdiendo cierta cantidad de ésta enzima, esto es debido a la variedad de nuestra dieta. No por ello debemos desarrollar intolerancia a la lactosa. Una persona es intolerante a la lactosa cuando no tiene suficiente cantidad de enzima para poder digerir la lactasa.

¿Cómo sabes si eres intolerante a la lactasa?

Hay dos formas de saberlo:

  1. Normalmente cuando se tiene intolerancia a la lactosa, al comer algún producto lácteo sentirás malestar e inflamación en el estómago, gases, diarrea, náuseas. No se trata de sentir simplemente un poco de fatiga en el estómago.
  2. Tú médico debe realizar análisis para establecer un diagnóstico.

¿Por qué es importante tener un diagnóstico correcto?

Es lógico que quieras evitar aquellos productos lácteos si notas que te sientan mal. El problema está en que si dejas de tomar dichos alimentos, dejaras de recibir la fuente de nutrientes que contienen. Como lo son el calcio, la vitamina D, la proteína, el potasio, y otros elementos que son importantes para la salud.

Por otro lado, puede ocurrir que no tengas una carencia de lactasa, sino que puedas tener el síndrome del colon irritable o la enfermedad celíaca, por ejemplo.

Y si tienes intolerancia a la lactosa. ¿Debes evitar todos los lácteos?

No en todos los casos, dependerá de los síntomas. Hay muchas formas de que no pierdas los beneficios que nos aportan los lácteos.

  • Puedes tomar pastillas que ayudan a digerir la lactosa.
  • Tomar leche sin lactosa.
  • Prueba algunos productos lácteos que contienen cantidades de lactasa más bajas, como el yogurt o los quesos duros.
  • Intenta incluir pequeñas cantidades de lácteos en tu dieta diaria combinándolos con otros alimentos para que no sean tan difíciles de digerir. Los estudios indican que la mayoría de las personas que son intolerantes a la lactosa pueden llegar a tolerar hasta 12 gramos de lactosa (Cantidad aproximada que hay en un vaso de leche) sin llegar a tener síntomas o con síntomas mínimos.

De esta manera puedes seguir recibiendo los nutrientes que tu cuerpo necesita.

27 de Mayo: Día Internacional del Celíaco

Cada 27 de Mayo se celebra el Día Internacional del Celíaco. Aprovechando esa fecha vamos a conocer un poco más sobre esta enfermedad que afecta en España a más de 450.000 personas, siendo diagnosticados solamente el 10% de ellos.

Se trata de una enfermedad cada vez más al día en la sociedad, aunque bien es cierto que el hecho básico de salir a comer a un restaurante sigue siendo una aventura…

La celiaquía es una enfermedad que está causada por una reacción inapropiada al gluten, uno de los componentes del trigo. Su reacción es genética. Su desarrollo varía mucho en función de la persona y además puede permanecer sin darte cuenta un tiempo o incluso toda tu vida. No obstante, es una enfermedad que puede tener síntomas muy agresivos y consecuencias todavía peores, así que es importante detectarle cuanto antes y su posterior tratamiento.

gluten free cooking word cloud

Como ya sabemos, los celíacos deben realizar una dieta sin gluten, lo que supone básicamente la mayor complicación en el día a día. En estos tiempos es fácil organizarse una dieta en casa, el problema empieza a gestarse cuando comemos fuera.

Cada día más empresas y cadenas de alimentación ofrecen productos para esta enfermedad, cosa que es de agradecer. Los hay ya también envasados y preparados especialmente para ellos. Diferente si hablamos de restaurantes, ya que no sabemos con exactitud cómo han preparado dichos platos.

Para el bien de todos, cada vez existen más lugares de restauración que ofrecen menús adaptados para celíacos.

¿Quieres mejorar tu salud cardiovascular? Te recomendamos 8 alimentos

En estos tiempos las enfermedades cardiovasculares son la primera causa de muerte en el mundo. 17 millones de personas en todo el mundo mueren cada año, de ellas 117.000 son en nuestro país, es decir, algo más del 30%.

Según la OMS estos datos podrían rebajarse considerablemente si cada uno llevásemos una vida más saludable y redujésemos factores que nos complican como el tabaco, colesterol y la vida sedentaria. Según dicha organización, podríamos reducir estas muertes en un 80%.

 Si lo comparamos por sexos, las mujeres son más longevas, aunque tienen más posibilidades de padecer un ictus o insuficiencia cardíaca. Los hombres, sin embargo, poseen más probabilidad de infarto y angina de pecho.

02J46746

Te mostramos 8 alimentos recomendables para reducir tus riesgos cardiovasculares:

1. Nueces. Es muy recomendable tomar entre 4 y 6 unidades, no más debido a su alto contenido de energía. También lo puedes combinar con otros frutos secos como las avellanas o cacahuetes.

2. Jamón ibérico. El jamón ibérico, mejor el de bellota, es un completísimo alimento que nos aporta hierro y vitaminas B que ayudan al perfecto funcionamiento del cerebro y el sistema nervioso.

3. Vino tinto. Se recomienda 1 copa de tinto a diario en la cena que equivale a 87,5 Kcal. Según un estudio realizado durante cinco años con procesos de dietas a más de 7000 personas donde tenían como suplemento alimenticio algunos frutos secos, aceite de oliva y vino disminuyen un 30% el riesgo cardiovascular.

4. Pescado azul. 3 veces a la semana.. Los pescados azules tienen de media unos 10 g de grasa. Los nutricionistas recomiendan consumir pescado azul fresco entre dos y tres veces por semana, con el que gracias a su aporte de energía conseguimos evitar riesgos cardiovasculares. Otras opciones son el pescaíto, jureles, congrios…con algo menos de calorías.

5. Aceite de oliva. 2 cucharadas soperas al día. El aceite de oliva extra virgen es rico en antioxidantes, ácidos grasos monoinsaturados, vitamina E y fitosteroles, todos ellos compuestos cardioprotectores.

Mejor consumirlo crudo. Curiosidad, si quieres saber si un alimento contiene grasas trans ( suelen verse en bollería industrial o patatas fritas ), sólo tienes que cerciorarte que en el etiquetado aparezcan las palabras “parcialmente hidrogenado”.

6. Legumbres. 2 veces a la semana. Algunas como las judías, habas, guisantes, lentejas, garbanzos directamente relacionados con la reducción del colesterol y la prevención de enfermedades cardiovasculares.

7. Cereales integrales. Un puñado a diario en el desayuno. La fibra es un componente de muchos productos que ayuda a disminuir drásticamente los niveles de colesterol. Muchos estudios certifican su capacidad de descender el riesgo de padecer diabetes tipo 2, hipertensión y cardiopatía.

8. Frutos rojos. 3 o más veces a la semana 100 gr de frutos rojos. Sobre todo las mujeres que llevan una dieta rica en frutos rojos disminuyen hasta en un 32% el riesgo de sufrir un infarto.

Recomendaciones durante el embarazo para tener un bebé saludable

Todas las mujeres al quedar embarazadas lo único que desean es que su bebé nazca completamente sano. El mayor éxito de un embarazo es que tanto el bebé como la madre estén en perfectas condiciones de salud.

Para ello, les ofrecemos a los futuros padres una serie de consejos:

Planear con antelación: el embarazo comienza mucho antes de quedar en estado. Durante el periodo de fertilidad es muy importante tomar ciertas medidas para preparar tu cuerpo. Como pueden ser; acudir a tu médico junto con tu pareja para realizaros las pruebas pertinentes, estudiar tu estilo de vida y comprobar si es necesario dejar hábitos nocivos para el bebé como fumar, tomar drogas, alcohol, mala alimentación, etc.) y tener constancia de los medicamentos y suplementos que pueden afectar a la concepción y posteriormente al propio bebé.

Es muy recomendable tomar diariamente ácido fólico, puesto que ayuda a prevenir defectos neurológicos durante el primer trimestre de embarazo. Incluso es conveniente tomarlo aunque no estés planeando quedar embarazada.

awaiting-18917_640

Evitar sustancias nocivas: no hablamos exclusivamente de tabaco, drogas y alcohol. Muchas mujeres están expuestas diariamente a químicos perjudiciales tanto en el trabajo como en el hogar. Si en tu trabajo estás expuesta continuamente a este tipo de sustancias, exige la ropa y el equipo necesario para estar completamente protegida. En casa, toma las precauciones necesarias y no te expongas a químicos.

Consulta con tu médico: deberás realizarte pruebas médicas antes de quedarte en estado para saber si necesitas tomar algún tratamiento con anterioridad o saber si tienes que cambiar o suspender la ingesta de algún medicamento que pueda perjudicar el desarrollo y la salud de tu bebé.

Unido a todo lo anterior, si sigues una buena alimentación y te mantienes activa disminuirás las probabilidades de que tu bebé nazca con algún defecto y así llevarás un embarazo a término con éxito.

¡ Visite Servimédico !

Los bajos niveles de vitamina D podrían disminuir los ataques de asma

La vitamina D se encuentra en una gran cantidad de alimentos, incluyendo el pescado, los huevos, la leche y el aceite de hígado de bacalao. El sol también se suma a la producción de vitamina D del cuerpo. Dicen que con sólo 10 minutos de exposición al sol son suficientes para prevenir esa carencia. Las personas con asma podrían tener un mayor riesgo de deficiencia de vitamina D. La vitamina D puede ayudar a reducir la inflamación, disminuir la gravedad del asma, y mejorar su tratamiento.03A56369

En un estudio realizado se ha encontrado que los participantes con escasez de vitamina D eran 25 por ciento más propensos a sufrir ataques de asma en comparación con aquellos con niveles normales de vitamina D. Sin embargo, no encontraron ninguna relación entre la escasez de vitamina D y el riesgo de desarrollar asma.

Los investigadores concluyeron que los niveles de vitamina D deben ser controlados en las personas con asma y en los que sufren ataques de asma.

El tomate. Una verdura que ayuda a prevenir enfermedades del corazón

Un estudio realizado por científicos afirma que el tomate es una verdura que podría prevenir enfermedades de corazón.SONY DSC

Este estudio ha sido realizado en el Reino Unido con una serie de personas, la mitad de ellas no tenían ningún problema y la otra mitad lo tenían de tipo coronario. Ambos grupos tuvieron que tomar una píldora que contenía tomate.

Los investigadores descubrieron que este antioxidante producía una mejora en el flujo sanguíneo bastante importante.

También afirman que haría más efecto si este se consumiera en puré, incluyendo el kétchup. Una píldora con este componente no sustituye a otros medicamentos pero si puede proporcionar una mejora en la salud de las personas con riesgos cardíacos o cerebrovasculares, además que el tomate es una verdura bastante saludable y se tenga o no riesgos o enfermedades de corazón es aconsejable comerlo para tener una dieta saludable.

 

¿Cómo tratar la alergia al polen?

beautiful girl with allergiesA continuación te damos unos consejos sobre cómo tratar la alergia:

-No abrir las ventanas de casa, del coche o del sitio donde te encuentres, es más conveniente el aire acondicionado.

-Si pensáis hacer ejercicio es recomendable no hacerlo antes de las 11 de la mañana ya que a esas horas hay mayor cantidad de polen.

-Es recomendable usar mascarillas y gafas para no aumentar el contacto directo con el polen.

-Si viajáis en coche se debe hacer con las ventanas cerradas y con el aire acondicionado.

-Si estas medicándote hay que tener cuidado si vas al volante ya que muchos fármacos producen sueño.

-Es mejor quedarse en casa en días soleados con viento o bien tomar la medicación mandada por su médico.

Los tres tipos de medicamentos principales son:

Alergiasss

Antihistamínicos: Son los que anulan los picores y la inflamación, suelen causar sueño y hambre y deben tomarse a diario para su efecto.

Esteroides tópicos nasales: Consiste en unas gotas que se inhalan para despejar la obstrucción nasal. Si se utiliza con mucha frecuencia puede provocar epixtasis, lo que se conoce como “sangrado nasal”.

Esteroides: Son los medicamentos más fuertes que se deben de tomar en caso de no funcionar los anteriores, son bastantes potentes y deberán ser recetados por su médico.

También podemos encontrar las vacunas para la alergia que son proteínas que se pueden aplicar inyectándolas o por vía oral. Para ello encontramos la inmunoterapia, si la alergia al polen es de una familia concreta como por ejemplo: Gramíneas, en dos años se nota la mejoría y en 4 años es radical. Y si la alergia es a varios pólenes como: Gramíneas, olea, etc… la mejora será menor.