Síntomas, causas y tratamientos disponibles contra el lupus

1. ¿Qué es el lupus?

Lupus

Es una enfermedad inflamatoria crónica de origen autoinmune donde se produce una excesiva producción de anticuerpos contra las células del propio cuerpo o en contra de las proteínas existentes en el núcleo de la célula. Hay dos tipos principales: lupus cutáneo, que se limita a la piel, y el lupus eritematoso sistémico (LES), que también afecta a otros órganos.

2. ¿Es una enfermedad rara?

Las investigaciones indican que el lupus afecta a 1 de cada 2000 personas. Se estima que en España sufren lupus eritematoso cerca de 20.000 personas.

3. ¿El lupus afecta más hombres o mujeres?

El 90% de los casos corresponden a mujeres, especialmente aquellas entre 15 y 45 años. Esto se debe a que a esta edad las hormonas están más activas. Y en este caso, el estrógeno llama la atención. Él es un facilitador de los linfocitos, células productoras de anticuerpos.

4. ¿Qué puede desencadenar el lupus?

Los factores genéticos, hormonales y ambientales también – la exposición al sol, por ejemplo, es uno de ellos. La luz ultravioleta puede activar el lupus. Además, otros elementos pueden servir para lanzar la aparición del problema tales como infecciones virales e incluso medicamentos.

5. ¿Cuáles son los síntomas?

El lupus no se manifiesta en todas las personas del mismo modo que los síntomas varían de acuerdo a la etapa de la enfermedad y el sitio donde se produce la inflamación. Sin embargo, es común que los pacientes presentan fatiga, apatía, fiebre y pérdida de peso en los periodos en los que la enfermedad está activa. Además, son comunes:

– Dolor e inflamación en las articulaciones (especialmente las manos);

– Manchas rojas en la piel, especialmente en las mejillas y que empeoran con el sol;

– Hinchazón o dificultad para orinar debido a la inflamación del riñón;

– Dolor en el pecho o respiración debido a la inflamación de las membranas que recubren los pulmones y el corazón;

– Los problemas neurológicos como por el ejemplo convulsiones y psicosis a causa de la implicación del sistema nervioso central.

6. ¿Cómo se diagnostica?

Se diagnostica el lupus en base al análisis de los cambios observados en las pruebas de laboratorio, especialmente en pruebas de sangre.

7. ¿Hay tratamiento?

Debido a que es una enfermedad crónica, el lupus no tiene cura. Sin embargo, se puede controlar no sólo con medicamentos, sino también mediante la adopción de determinados hábitos. Se debe tratar de evitar la exposición al sol, evitar las infecciones y la actividad física en las fases en las que la enfermedad no está activa.

En cuanto a los fármacos utilizados en el tratamiento, los pacientes deben tomar hidroxicloroquina, sustancia que evita que la enfermedad se active. Los corticoides están indicados para la fase inflamatoria aguda de lupus. Pero el tratamiento depende de los síntomas que el paciente presente.

8. ¿Una persona con lupus necesita cuidados especiales?

Sí. Se debe evitar la exposición al sol; dejar de fumar, ya que fumar reduce la acción de hidroxicloroquina; ejercicio; la adopción de una dieta rica en calcio para prevenir la osteoporosis asociada con el uso de corticosteroides; y no consumir alimentos altos en grasa y azúcar, eliminando así los picos de colesterol y triglicéridos y el riesgo de aumento de los niveles de glucosa en la sangre, también vinculados a estos fármacos.

9. ¿Una mujer con lupus puede tener hijos?

Sí, ya que la enfermedad está controlada por al menos seis meses y que el paciente haga uso de fármacos que puedan dañar a su bebé antes de nacer. Aún así, el embarazo necesita cuidado y seguimiento médico estricto. Las personas que presenten importantes disfunciones en órganos tales como riñón, corazón o pulmón no deben quedar embarazadas.