¿Realmente tienes intolerancia a la lactosa?

Milk and eggsCuando al tomar un trozo de queso o al beber un vaso de leche sientes molestias en tu estómago, no significa que tengas que ser intolerante a la lactosa. Deberías de informarte mejor sobre la intolerancia a la lactosa antes de auto diagnosticarte y eliminar los alimentos lácteos de tu dieta, ya que podría no resultar la mejor solución.

La intolerancia a la lactosa quiere decir que tenemos la carencia de una enzima llamada lactasa, la cual nos ayuda a digerir la lactosa con facilidad, también es conocida como el azúcar de la leche.

Habitualmente ya nacemos con una cierta cantidad de lactasa que necesitamos para alimentarnos de la leche materna. Sin embargo, con el tiempo vamos perdiendo cierta cantidad de ésta enzima, esto es debido a la variedad de nuestra dieta. No por ello debemos desarrollar intolerancia a la lactosa. Una persona es intolerante a la lactosa cuando no tiene suficiente cantidad de enzima para poder digerir la lactasa.

¿Cómo sabes si eres intolerante a la lactasa?

Hay dos formas de saberlo:

  1. Normalmente cuando se tiene intolerancia a la lactosa, al comer algún producto lácteo sentirás malestar e inflamación en el estómago, gases, diarrea, náuseas. No se trata de sentir simplemente un poco de fatiga en el estómago.
  2. Tú médico debe realizar análisis para establecer un diagnóstico.

¿Por qué es importante tener un diagnóstico correcto?

Es lógico que quieras evitar aquellos productos lácteos si notas que te sientan mal. El problema está en que si dejas de tomar dichos alimentos, dejaras de recibir la fuente de nutrientes que contienen. Como lo son el calcio, la vitamina D, la proteína, el potasio, y otros elementos que son importantes para la salud.

Por otro lado, puede ocurrir que no tengas una carencia de lactasa, sino que puedas tener el síndrome del colon irritable o la enfermedad celíaca, por ejemplo.

Y si tienes intolerancia a la lactosa. ¿Debes evitar todos los lácteos?

No en todos los casos, dependerá de los síntomas. Hay muchas formas de que no pierdas los beneficios que nos aportan los lácteos.

  • Puedes tomar pastillas que ayudan a digerir la lactosa.
  • Tomar leche sin lactosa.
  • Prueba algunos productos lácteos que contienen cantidades de lactasa más bajas, como el yogurt o los quesos duros.
  • Intenta incluir pequeñas cantidades de lácteos en tu dieta diaria combinándolos con otros alimentos para que no sean tan difíciles de digerir. Los estudios indican que la mayoría de las personas que son intolerantes a la lactosa pueden llegar a tolerar hasta 12 gramos de lactosa (Cantidad aproximada que hay en un vaso de leche) sin llegar a tener síntomas o con síntomas mínimos.

De esta manera puedes seguir recibiendo los nutrientes que tu cuerpo necesita.

Tagged , . Bookmark the permalink.

One Response to ¿Realmente tienes intolerancia a la lactosa?

  1. Hosting says:

    Hola Yo no se si soy intolerante a la lactosa, la verdad es que consumo muy poca leche, una vez por semana un vaso de leche. El problema es cuando como queso derretido de cualquier manera, el malestar estomacal es impresionante. Sera que tengo intolerancia?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *