Psicología Infantil y la relación con los adultos

03B95015Los niños experimentan una fase de crecimiento y desarrollo  muy rápido. Además de los cambios físicos por la maduración, también sufren  importantes cambios cognitivos, sociales y comportamentales que tienen grandes repercusiones para la psicopatología infantil y su tratamiento. 

La edad es uno de los aspectos primordiales a tener en cuenta, en la consideración y pronóstico de una conducta infantil, ya que lo que puede resultar como normal en una edad concreta puede que ya no lo sea en otra edad (mojar la cama, actividad sexual o miedos), conductas de este tipo son tratadas de una forma distinta  y tienen un diagnostico diferente según la edad del niño en la que se observa.

Generalmente  los síntomas de los trastornos infantiles son comportamientos típicos en las primeras etapas del desarrollo (inquietud, hiperactividad  y  agresión). De hecho aproximadamente un número elevado de los  niños son inquietos hiperactivos y distraídos; los síntomas más característicos del trastorno de hiperactividad con déficit atencional.

A la hora de decidir si hay que intervenir y el tratamiento a seguir, es la edad uno de los aspectos a tener en cuenta,  convirtiéndose en una tarea muy complicada.

La comunicación entre padres e hijos

La comunicación debe ser buena y abierta. Para mantener con los hijos una buena relación, es recomendable hablar con un tono suave y debemos saber que la comunicación debe adaptarse a la madurez de nuestro hijo.Father And Son Hiking In Countryside Wearing Backpacks

Enseñar a nuestro hijo a expresar sus emociones es un trabajo lento y necesita mucha insistencia por parte de nosotros. Debemos enseñarles a exteriorizar sus sentimientos y que conozcan las consecuencias que puede tener un determinado comportamiento.

Desde nuestra escuela infantil en Málaga recomendamos que somos nosotros, los padres los que debemos buscar un tiempo a lo largo del día para hablar con los hijos, para que nos cuenten lo que han hecho durante el día y a su vez nosotros también le contaremos lo que hemos hecho, de manera que crearemos un ambiente ideal, distendido  para que ellos se sientan libres para contarnos todo lo que hacen y  así se extrapole a edades posteriores. 

 

 

Bookmark the permalink.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *