¿Realmente tienes intolerancia a la lactosa?

Milk and eggsCuando al tomar un trozo de queso o al beber un vaso de leche sientes molestias en tu estómago, no significa que tengas que ser intolerante a la lactosa. Deberías de informarte mejor sobre la intolerancia a la lactosa antes de auto diagnosticarte y eliminar los alimentos lácteos de tu dieta, ya que podría no resultar la mejor solución.

La intolerancia a la lactosa quiere decir que tenemos la carencia de una enzima llamada lactasa, la cual nos ayuda a digerir la lactosa con facilidad, también es conocida como el azúcar de la leche.

Habitualmente ya nacemos con una cierta cantidad de lactasa que necesitamos para alimentarnos de la leche materna. Sin embargo, con el tiempo vamos perdiendo cierta cantidad de ésta enzima, esto es debido a la variedad de nuestra dieta. No por ello debemos desarrollar intolerancia a la lactosa. Una persona es intolerante a la lactosa cuando no tiene suficiente cantidad de enzima para poder digerir la lactasa.

¿Cómo sabes si eres intolerante a la lactasa?

Hay dos formas de saberlo:

  1. Normalmente cuando se tiene intolerancia a la lactosa, al comer algún producto lácteo sentirás malestar e inflamación en el estómago, gases, diarrea, náuseas. No se trata de sentir simplemente un poco de fatiga en el estómago.
  2. Tú médico debe realizar análisis para establecer un diagnóstico.

¿Por qué es importante tener un diagnóstico correcto?

Es lógico que quieras evitar aquellos productos lácteos si notas que te sientan mal. El problema está en que si dejas de tomar dichos alimentos, dejaras de recibir la fuente de nutrientes que contienen. Como lo son el calcio, la vitamina D, la proteína, el potasio, y otros elementos que son importantes para la salud.

Por otro lado, puede ocurrir que no tengas una carencia de lactasa, sino que puedas tener el síndrome del colon irritable o la enfermedad celíaca, por ejemplo.

Y si tienes intolerancia a la lactosa. ¿Debes evitar todos los lácteos?

No en todos los casos, dependerá de los síntomas. Hay muchas formas de que no pierdas los beneficios que nos aportan los lácteos.

  • Puedes tomar pastillas que ayudan a digerir la lactosa.
  • Tomar leche sin lactosa.
  • Prueba algunos productos lácteos que contienen cantidades de lactasa más bajas, como el yogurt o los quesos duros.
  • Intenta incluir pequeñas cantidades de lácteos en tu dieta diaria combinándolos con otros alimentos para que no sean tan difíciles de digerir. Los estudios indican que la mayoría de las personas que son intolerantes a la lactosa pueden llegar a tolerar hasta 12 gramos de lactosa (Cantidad aproximada que hay en un vaso de leche) sin llegar a tener síntomas o con síntomas mínimos.

De esta manera puedes seguir recibiendo los nutrientes que tu cuerpo necesita.

27 de Mayo: Día Internacional del Celíaco

Cada 27 de Mayo se celebra el Día Internacional del Celíaco. Aprovechando esa fecha vamos a conocer un poco más sobre esta enfermedad que afecta en España a más de 450.000 personas, siendo diagnosticados solamente el 10% de ellos.

Se trata de una enfermedad cada vez más al día en la sociedad, aunque bien es cierto que el hecho básico de salir a comer a un restaurante sigue siendo una aventura…

La celiaquía es una enfermedad que está causada por una reacción inapropiada al gluten, uno de los componentes del trigo. Su reacción es genética. Su desarrollo varía mucho en función de la persona y además puede permanecer sin darte cuenta un tiempo o incluso toda tu vida. No obstante, es una enfermedad que puede tener síntomas muy agresivos y consecuencias todavía peores, así que es importante detectarle cuanto antes y su posterior tratamiento.

gluten free cooking word cloud

Como ya sabemos, los celíacos deben realizar una dieta sin gluten, lo que supone básicamente la mayor complicación en el día a día. En estos tiempos es fácil organizarse una dieta en casa, el problema empieza a gestarse cuando comemos fuera.

Cada día más empresas y cadenas de alimentación ofrecen productos para esta enfermedad, cosa que es de agradecer. Los hay ya también envasados y preparados especialmente para ellos. Diferente si hablamos de restaurantes, ya que no sabemos con exactitud cómo han preparado dichos platos.

Para el bien de todos, cada vez existen más lugares de restauración que ofrecen menús adaptados para celíacos.

¿Quieres mejorar tu salud cardiovascular? Te recomendamos 8 alimentos

En estos tiempos las enfermedades cardiovasculares son la primera causa de muerte en el mundo. 17 millones de personas en todo el mundo mueren cada año, de ellas 117.000 son en nuestro país, es decir, algo más del 30%.

Según la OMS estos datos podrían rebajarse considerablemente si cada uno llevásemos una vida más saludable y redujésemos factores que nos complican como el tabaco, colesterol y la vida sedentaria. Según dicha organización, podríamos reducir estas muertes en un 80%.

 Si lo comparamos por sexos, las mujeres son más longevas, aunque tienen más posibilidades de padecer un ictus o insuficiencia cardíaca. Los hombres, sin embargo, poseen más probabilidad de infarto y angina de pecho.

02J46746

Te mostramos 8 alimentos recomendables para reducir tus riesgos cardiovasculares:

1. Nueces. Es muy recomendable tomar entre 4 y 6 unidades, no más debido a su alto contenido de energía. También lo puedes combinar con otros frutos secos como las avellanas o cacahuetes.

2. Jamón ibérico. El jamón ibérico, mejor el de bellota, es un completísimo alimento que nos aporta hierro y vitaminas B que ayudan al perfecto funcionamiento del cerebro y el sistema nervioso.

3. Vino tinto. Se recomienda 1 copa de tinto a diario en la cena que equivale a 87,5 Kcal. Según un estudio realizado durante cinco años con procesos de dietas a más de 7000 personas donde tenían como suplemento alimenticio algunos frutos secos, aceite de oliva y vino disminuyen un 30% el riesgo cardiovascular.

4. Pescado azul. 3 veces a la semana.. Los pescados azules tienen de media unos 10 g de grasa. Los nutricionistas recomiendan consumir pescado azul fresco entre dos y tres veces por semana, con el que gracias a su aporte de energía conseguimos evitar riesgos cardiovasculares. Otras opciones son el pescaíto, jureles, congrios…con algo menos de calorías.

5. Aceite de oliva. 2 cucharadas soperas al día. El aceite de oliva extra virgen es rico en antioxidantes, ácidos grasos monoinsaturados, vitamina E y fitosteroles, todos ellos compuestos cardioprotectores.

Mejor consumirlo crudo. Curiosidad, si quieres saber si un alimento contiene grasas trans ( suelen verse en bollería industrial o patatas fritas ), sólo tienes que cerciorarte que en el etiquetado aparezcan las palabras “parcialmente hidrogenado”.

6. Legumbres. 2 veces a la semana. Algunas como las judías, habas, guisantes, lentejas, garbanzos directamente relacionados con la reducción del colesterol y la prevención de enfermedades cardiovasculares.

7. Cereales integrales. Un puñado a diario en el desayuno. La fibra es un componente de muchos productos que ayuda a disminuir drásticamente los niveles de colesterol. Muchos estudios certifican su capacidad de descender el riesgo de padecer diabetes tipo 2, hipertensión y cardiopatía.

8. Frutos rojos. 3 o más veces a la semana 100 gr de frutos rojos. Sobre todo las mujeres que llevan una dieta rica en frutos rojos disminuyen hasta en un 32% el riesgo de sufrir un infarto.

Síntomas, causas y tratamientos disponibles contra el lupus

1. ¿Qué es el lupus?

Lupus

Es una enfermedad inflamatoria crónica de origen autoinmune donde se produce una excesiva producción de anticuerpos contra las células del propio cuerpo o en contra de las proteínas existentes en el núcleo de la célula. Hay dos tipos principales: lupus cutáneo, que se limita a la piel, y el lupus eritematoso sistémico (LES), que también afecta a otros órganos.

2. ¿Es una enfermedad rara?

Las investigaciones indican que el lupus afecta a 1 de cada 2000 personas. Se estima que en España sufren lupus eritematoso cerca de 20.000 personas.

3. ¿El lupus afecta más hombres o mujeres?

El 90% de los casos corresponden a mujeres, especialmente aquellas entre 15 y 45 años. Esto se debe a que a esta edad las hormonas están más activas. Y en este caso, el estrógeno llama la atención. Él es un facilitador de los linfocitos, células productoras de anticuerpos.

4. ¿Qué puede desencadenar el lupus?

Los factores genéticos, hormonales y ambientales también – la exposición al sol, por ejemplo, es uno de ellos. La luz ultravioleta puede activar el lupus. Además, otros elementos pueden servir para lanzar la aparición del problema tales como infecciones virales e incluso medicamentos.

5. ¿Cuáles son los síntomas?

El lupus no se manifiesta en todas las personas del mismo modo que los síntomas varían de acuerdo a la etapa de la enfermedad y el sitio donde se produce la inflamación. Sin embargo, es común que los pacientes presentan fatiga, apatía, fiebre y pérdida de peso en los periodos en los que la enfermedad está activa. Además, son comunes:

– Dolor e inflamación en las articulaciones (especialmente las manos);

– Manchas rojas en la piel, especialmente en las mejillas y que empeoran con el sol;

– Hinchazón o dificultad para orinar debido a la inflamación del riñón;

– Dolor en el pecho o respiración debido a la inflamación de las membranas que recubren los pulmones y el corazón;

– Los problemas neurológicos como por el ejemplo convulsiones y psicosis a causa de la implicación del sistema nervioso central.

6. ¿Cómo se diagnostica?

Se diagnostica el lupus en base al análisis de los cambios observados en las pruebas de laboratorio, especialmente en pruebas de sangre.

7. ¿Hay tratamiento?

Debido a que es una enfermedad crónica, el lupus no tiene cura. Sin embargo, se puede controlar no sólo con medicamentos, sino también mediante la adopción de determinados hábitos. Se debe tratar de evitar la exposición al sol, evitar las infecciones y la actividad física en las fases en las que la enfermedad no está activa.

En cuanto a los fármacos utilizados en el tratamiento, los pacientes deben tomar hidroxicloroquina, sustancia que evita que la enfermedad se active. Los corticoides están indicados para la fase inflamatoria aguda de lupus. Pero el tratamiento depende de los síntomas que el paciente presente.

8. ¿Una persona con lupus necesita cuidados especiales?

Sí. Se debe evitar la exposición al sol; dejar de fumar, ya que fumar reduce la acción de hidroxicloroquina; ejercicio; la adopción de una dieta rica en calcio para prevenir la osteoporosis asociada con el uso de corticosteroides; y no consumir alimentos altos en grasa y azúcar, eliminando así los picos de colesterol y triglicéridos y el riesgo de aumento de los niveles de glucosa en la sangre, también vinculados a estos fármacos.

9. ¿Una mujer con lupus puede tener hijos?

Sí, ya que la enfermedad está controlada por al menos seis meses y que el paciente haga uso de fármacos que puedan dañar a su bebé antes de nacer. Aún así, el embarazo necesita cuidado y seguimiento médico estricto. Las personas que presenten importantes disfunciones en órganos tales como riñón, corazón o pulmón no deben quedar embarazadas.